• This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • 57 5 3751932
 

El Metropolitanazo, un aciago partido que desnudó a Comesaña

*El Metropolitanazo, un aciago partido que desnudó las falencias de Julio Comesaña y de un Junior que debe concretar.

junior flamengo 1

"El fatídico Metropolitanazo del jueves frente al Flamengo, en el que el Junior de Barranquilla (y de la costa Caribe) naufragó 2 goles por 0 atravesado por los botines cariocas en un estadio que no podía creer, o más bien entender, qué hacía el mediocampista uruguayo Matías Mier en la mitad del ataque y Jarlan Barrera comiéndose las uñas en la banca".

Por Guillermo León Pantoja / Fotos @graficGG

a capitularsus 69 años, el entrenador y ex futbolista uruguayo nacionalizado colombiano, Julio Avelino Comesaña López, es ciertamente un hombre terco y un Director Técnico que ha venido sumando grandes reveses, sobre todo por su desempeño y planteamiento táctico en partidos de enorme importancia como semifinales y hasta finales en las que su equipo, el Junior de Barranquilla, ha salido con las tablas en la cabeza. Esto lo tiene claro desde el analista de futbol más acertado y el fanático más avezado hasta el hincha más desprevenido. Que el equipo, dependiendo de las fortalezas y cohesión de la plantilla en cada temporada responda, no precisamente a su siempre ausente estrategia sino al deseo de triunfar, eso es otra cosa.

Y es que las lecturas que Comesaña le da a los rivales que va a enfrentar son, en un gran número de veces, descabelladas e incomprensibles y por ello plantea -en ocasiones- esquemas de juego con muy pocas probabilidades de éxito; ni hablar de la inclusión o exclusión de jugadores vitales por razones inexplicables, obstinadas y  ocultas, además de misteriosas e inoportunas, como el caso de la absurda ausencia de Jarlan Barrera frente al partido de ida contra el América de Cali y luego en el fatídico Metropolitanazo del jueves frente al Flamengo, en el que el Junior de Barranquilla (y de la costa Caribe) naufragó 2 goles por 0 atravesado por los botines cariocas en un estadio que no podía creer, o más bien entender, qué hacía el mediocampista uruguayo Matías Mier en la mitad del ataque y Jarlan Barrera comiéndose las uñas en la banca.

Junio 0 Flamengo 2 en fotos

Nadie pudo entender la forma en la cual Comesaña dibujó su alineación inicial frente a un club con 122 años de experiencia como es el Clube de Regatas do Flamengo, planteando una especie de tridente con los atacantes Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará por los costados y Matías Mier en el centro, cuando el partido de ida en el Maracaná -que también se perdió (2-1)- dejó por sentado que por arriba no se podía, que para anotar había que entrar al área jugando.

En tal sentido, si la estrategia era la fortaleza de Mier, Comesaña se equivocó; si la idea era el gol de cabeza, Comesaña se equivocó; si se trataba de entrar triangulando, Comesaña se equivocó. Mier no es habilidoso, no es un buen driblador, no tiene cintura y tampoco olfato de gol.

Para colmo después ensaya con el paraguayo Roberto Ovelar que tiene varios partidos sin brújula y luce desorientado, mientras continúa prescindiendo de la magia que han mostrado jugadores que se intercomunican realmente como Chara, Gutiérrez y Jarlan. Sin duda Comesaña se equivocó, lo malo es que esta fue y será para siempre una equivocación histórica.

Que si el equipo ha respondido, es cierto, pero hay que observarlo con rigurosidad, sin pasión. Hagamos el ejercicio de observar inquisidoramente el desempeño de un equipo por el que pocos apostaban hace tan solo unos meses -antes de la llegada de Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará- y nos percataremos que Junior juega y gana sin mayores tácticas, sin planteamientos estratégicos, gana simple y llanamente porque sus jugadores tienen desempeños de buenos a regulares unos y de brillantes a excepcionales otros, con sus intermitencias por supuesto. Junior gana aun careciendo de un director técnico recursivo que conciba tácticas a la medida de sus rivales.  Siendo honestos Junior gana porque tiene gol en su titularidad y en la banca, prueba de ello son los 20 goles han marcado jugadores que están en la banca.

Que hay partidos que se pierden porque no siempre Teo y Chará tendrán una buena tarde, es cierto, pero que Comesaña no es el técnico que requiere Junior -si quiere soñar con la gloria nacional y mundial- también es cierto y muy de lejos. No podemos decir que sea mal entrenador, pero obviamente ponemos en duda sus dotes como Director Técnico, que es otra cosa.

Les dejo nuestras fotos exclusivas del encuentro del jueves entre el Flamengo y nuestro Junior del alma, fotos para la historia de un Metropolitanazo que quisiera olvidar…

El Metropolitanazo