bancada caribe 1

Próximamente

¿Es necesario privatizar los cementerios en Soledad?

*Opinón: De la carta de Morelia a los Cementerios de Soledad (¿Es necesario privatizar los cementerios en Soledad?).

0
0
0
s2sdefault

*Opinón: De la carta de Morelia a los Cementerios de Soledad (¿Es necesario privatizar los cementerios en Soledad?).

 

Depende del Honorable Concejo Municipal, y de su posición al respecto, pues, aprobar un proyecto como este representa una carga más de impuestos para la población. Es permitirle a terceros que se enriquezcan y vivan a costas de los muertos de Soledad, amparados en el argumento que los cementerios fueron tomados por la delincuencia común, pandillas juveniles, alcohólicos, carromuleros, y demás, demostrando la incapacidad para gobernar y la falta de autoridad del alcalde, como la de control político del Concejo Municipal.

Por Fernando Castañeda García

e capitall propósito del alcalde de Soledad, José Joao Herrera Iranzo, de privatizar los cementerios Gabriel Escorcia Gravini y El Nuevo, ha desatado la indignación de algunos sectores de la sociedad soledeña, al tiempo que se pronunció el Comité Pro Defensa del Patrimonio y la Memoria Histórica, quien rechaza… “la política del alcalde de entregarlos en explotación económica por 20, 30 o más años a sus amigos de Barranquilla para enriquecerlos a costa del patrimonio ancestral de nuestros difuntos, lo cual constituye un crimen y saqueo a nuestro patrimonio y sentimientos” y señala además, que “El alcalde y su familia, que mal gobiernan nuestro municipio, se ensañan sin escrúpulos contra nuestro patrimonio, el cual lo han constituido en fuente de enriquecimiento ilícito, dándole a Soledad el vil tratamiento de una hacienda privada que ellos pueden manejar, administrar y explotar al antojo de las épocas feudales”…

CEMENTERIO 3Como un cadáver insepulto quiere de un plumazo engordar con los impuestos de lo soledeños, las arcas de terceros que no pagan impuestos en Soledad, el Concejo Municipal, debería abrir un debate donde participe la población inconforme, representada con dos o tres personas, para esgrimir argumentos que permitan ampliar el concepto de cementerio, como un espacio que va más allá de lo particular, con fundamentos en la antropología cultural.

Depende del Honorable Concejo Municipal, y de su posición al respecto, pues, aprobar un proyecto como este representa una carga más de impuestos para la población. Es permitirle a terceros que se enriquezcan y vivan a costas de los muertos de Soledad, amparados en el argumento que los cementerios fueron tomados por la delincuencia común, pandillas juveniles, alcohólicos, carromuleros, y demás, demostrando la incapacidad para gobernar y la falta de autoridad del alcalde, como la de control político del Concejo Municipal.

Si el Concejo Municipal abre el debate, éste sería entre dolientes y servidores públicos que no tienen sentido de pertenencia por Soledad y mucho menos sus muertos enterrados aquí. Es bueno abrir el debate porque la discusión está planteada por las declaraciones del alcalde, más no por la sociedad civil, la que tributa sus impuesto en Soledad, impuestos que el alcalde no le genera a la arcas del municipio, porque no es de aquí, no vive aquí y tampoco tiene sus muertos enterrados aquí.

La Carta internacional de Morelia, relativa a cementerios patrimoniales y arte funerario, de 2005), señala que “los sitios, monumentos, conjuntos y elementos funerarios constituyen un caso particular, poco valorado y menos atendido, del patrimonio cultural “material”, acompañado a su vez por usos, costumbres, r itos, conductas y manifestaciones de cada cultura en torno a la inevitabilidad de la muerte y la disposición de los restos humanos, lo que conforma un patrimonio cultural “inmaterial”, de igual importancia y una de las manifestaciones de la diversidad cultural que han acompañado al género humano desde tiempos muy remotos y seguirán acompañándolo hasta su extinción”.

Los cementerios que están rodeados por áreas urbanas de las ciudades y municipios, forman parte de su historia y del patrimonio cultural arquitectónico. Nacieron a las afueras de estos centros urbanos. Son lugares de encuentro con nuestros ancestros y nuestra memoria. No son un lugar cualquiera, en ellos están sepultadas las raíces de una sociedad y merecen el respeto de la administración y no convertirlos en un negocio para particulares, como pretende el alcalde de Soledad, José Herrera Iranzo, con la privatización de los cementerios Nuevo y Gabriel Escorcia Gravini, el nuevo guiso que se está cocinando en la olla de la administración municipal.

Mientras que la antropología cultural considera que los cementerios son sitios de memoria, y como tal deben declararse, la población repudia al alcalde de Soledad, señor José Joao Herrera Iranzo, por la brillante y descarada idea de privatizarlos para que terceras personas se enriquezcan a costa de nuestros difuntos, de nuestra memoria ancestral. El alcalde, hay que decirlo, resultó ser un culebrero mentiroso. En manos de los Honorables Concejales del Municipio queda la decisión de permitirles a terceros,de Barranquilla, que se enriquezcan con la memoria de nuestros ancestros y sean tan repudiados como el alcalde.

cementerio 2

bancada caribe 1

  • Lo Último

  • Recomendados

Loading
Loading

banner materno junio

 

cancer seno banner

300 hospital

salud banner